Saltar al contenido

Sombrilla, Paraguas, Parasol o Guardasol.

¿Cuál es su nombre, Sombrilla, Paraguas, Parasol o Guardasol?

Da igual el nombre Sombrilla, Paraguas, Parasol o Guardasol, los humanos nos referimos a los mismos objetos de forma diferente y este caso no es la excepción.

Una respuesta corta y precisa.

Técnicamente podemos establecer algunas diferencias, sin embargo, en la práctica muchas veces usamos unos y otros si saber que cosas es.
La esencia de nuestro comportamiento radica en que nos importa más el aspecto físico del objeto y el uso que le vamos a dar, y no entramos en los detalles técnicos o definiciones profundas.

En nuestra opinión, y en este caso específico, Sombrilla, Paraguas, Parasol o Guardasol no se adhieren a ningún tecnicismo, sino más bien a nuestras necesidades de cubrirnos de algo que nos hace sentir incomodos, dígase, agua, sol, hojas, nieve y muchas otras cosas más.

Es por esto que a nuestros efectos prácticos, Sombrilla = Paraguas = Parasol = Guardasol. Y si encuantras otro nombre úsalo también.

Este análisis nos lleva a no tener en cuenta aspectos técnicos porque en la práctica no conducen a ningun lugar, y, por tanto, a no diferenciar físicamente entre Sombrilla, Paraguas, Parasol o Guardasol, ahora vamos a lo que necesitamos.

¿Cuál es tu Parasol o Guardasol ideal?

Esta respuesta puede parecer muy extensa, sin embargo, seis puntos pueden dar la clave para que obtengas la sombrilla que necesitas.

1.- ¿En qué lugar la necesito?
2.- ¿Cuál es el material adecuado para ese lugar?
3.- ¿Cómo quiero que sea, estampada o de color entero?
4.- ¿De qué tamaño debe ser?
5.- ¿Quién la va a usar, para niños y niñas o para adultos?
6.- ¿Cuál es el presupuesto del que dispongo para compra?

En cuanto tengamos estos seis puntos definidos con una precisión aceptable, entonces encontraremos la respuesta ideal.

Artículos recomendados.

Configurar cookies